opinion/editoriales | Publicado el

Información y elecciones


La Misión de Observación Electoral, MOE, organización de la sociedad civil, independiente de gobiernos y partidos políticos, realizó conjuntamente con varias universidades del país un monitoreo al cubrimiento que los medios de comunicación hicimos de las elecciones legislativas y presidenciales de 2014.

Para nuestro periódico los resultados han sido muy satisfactorios desde el punto de vista profesional, de conformidad con los datos que en la edición de ayer compartimos con nuestros lectores.

En Editorial del 5 de octubre de 2013 (“Elegimos verdad y transparencia”), meses antes del inicio formal del período electoral, anticipábamos los compromisos de este medio de comunicación social con sus audiencias. Cumplimos y, como lo reiteramos luego en vísperas de la elección presidencial, al final de unos meses plagados de polarización y maniobras políticas, informativa y editorialmente podíamos confiar en que habíamos honrado los principios de información veraz e imparcial, y de opinión equilibrada fundamentada en los debates y el estudio de las propuestas.

Ayer, el coordinador de la MOE para el monitoreo a los medios de comunicación, Fabián Hernández, destacaba que en los estudios EL COLOMBIANO “está por encima de la media nacional en cuanto al cubrimiento de temas referidos a programas de gobierno”, y agregaba que “fue el medio más equitativo y equilibrado al mostrar los cinco candidatos en contienda”. Y, entre otras cosas, “la presencia y visibilidad que le dieron a las mujeres candidatas fue muy superior a la media nacional”. El informe de la Universidad de Antioquia (Facultad de Comunicaciones), dice en sus conclusiones que este diario “cumplió con aquello de brindar información imparcial”.

Somos plenamente conscientes de que hay tantas lecturas al contenido de un diario como visiones tengan nuestros miles de lectores. Y en particular, la información política despierta una carga emocional de imprevisibles juicios.

Hay que precisar, de paso, que la MOE-Universidad de Antioquia hicieron el monitoreo específicamente a la edición impresa de EL COLOMBIANO. Es importante aclararlo por cuanto en el proceso electoral la información que se ofreció en la edición digital fue igualmente amplia y objetiva, con la incorporación de un software que bajo el nombre de “Candidatos Transparentes” puso a disposición de los lectores las hojas de vida y las propuestas programáticas de todos los candidatos del país para el Congreso, y obviamente la de los aspirantes a la Presidencia.

También nos vimos todos los medios, por segunda vez en años recientes, enfrentados a la coyuntura de valorar la información proveniente de uno de los candidatos que también era el Presidente de la República en ejercicio. Ello forzosamente tiene efectos en cómo se contabiliza la proporción de material dedicado a cada candidato, pero en nuestro caso, ello no implicó desmedro o desventaja para los otros.

Este año tendremos nuevamente elecciones, esta vez para corporaciones regionales, municipales, alcaldes y gobernadores. Que en nuestra ciudad y departamento se preven no exentas de fuertes tensiones. Por parte nuestra habrá fidelidad a los principios de información veraz e imparcial, con el oficio puesto siempre al servicio del interés general, en búsqueda de la transparencia y la consolidación de la democracia y el buen gobierno.

Anterior Anterior