Democracia | Publicado el

Unificar períodos es un lío de intereses

Compartir    Twittear    Google+
         

El presidente Juan Manuel Santos se comprometió con los alcaldes y gobernadores para que sus períodos de gobierno estén en línea con las elecciones presidenciales.
Una de las promesas de campaña del presidente Juan Manuel Santos fue unificar el período de alcaldes y gobernadores con el del Gobierno Nacional, esto para evitar los impedimentos presupuestales y de ejecución que hay cuando, por ejemplo, se sucede la ley de garantías. La promesa se presentará en pocos días ante el Congreso de la República -estaba prevista en la reforma para el equilibrio de poderes-, sin embargo el camino no parece seguro.

Justo el pasado martes, el ministro de la Presidencia, Néstor Humberto Martínez, dijo que el Gobierno estudia cuál podría ser la propuesta que quedaría en manos del ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, aunque es una de las tareas de Martínez el diálogo social, como lo ha dicho, de lo que depende el futuro de la propuesta, pues nace de las agremiaciones de Alcaldes, Gobernadores, Concejales y Diputados, que quieren coherencia en los planes de desarrollo y regular la Ley de Garantías.

El presidente Santos ya había afirmado, el pasado 3 de septiembre, luego de una reunión con los alcaldes de las capitales, "la promesa que hice en la campaña de buscar la forma de unificar los períodos de los alcaldes y gobernadores con el Gobierno Nacional, se discutió nuevamente por las dificultades prácticas que tienen los alcaldes y el Gobierno para ejecutar el plan de desarrollo por temas como la ley de garantías(...) vamos a presentar una reforma en ese sentido al Congreso".

Propuesta poco popular
Aunque la propuesta sigue en estado gaseoso, algunos sectores señalan que se presentaría ante la Cámara de Representantes y se contemplaría la reelección de los actuales gobernantes por dos años. Pero el tema aún no tiene una decisión oficial.

Alejandra Barrios, directora de la Misión de Observación Electoral (MOE), detractora de la iniciativa, le dijo a Colprensa que esta no es nueva en la Federación de Municipios, y es una iniciativa que no tiene un futuro optimista pues ni en el Gobierno ni el Congreso hay el ambiente para que llegue a su fin, pues va en contravía con la reforma presentada por el Gobierno.

Y es que el principal problema que tendría la reforma constitucional es encontrar un mecanismo para reorganizar el sistema de períodos de gobierno: o se llama a elecciones para dos años, o se extiende el periodo de los actuales mandatarios se tendría que reorganizar el poder local.

Esto "generaría un desbalance en todos los órganos de control locales y departamentales, el impacto es todo el reacomodamiento, y ahí es donde se produce una inestabilidad que trae problemas presupuestales y de control a los funcionarios públicos", aseguró Barrios.

La iniciativa iría en contra del espíritu de la Constitución de 1991, con la que se quisieron plantear espacios democráticos diferentes entre la democracia nacional y local para evitar que la más grande borrara -con corrupción, con influencias de partidos, con la contemporánea "mermelada"- las intenciones de los pequeño hervores regionales.

El constitucionalista Juan Manuel Charry dijo que unificar los períodos de elecciones sería ir en la dirección opuesta de la intención "pulcra" de la constituyente. "En ese momento se esperaba que hubiera movimientos cívicos muy acordes a las necesidades de las regiones. Con esta propuesta se afectaría la poca independencia que hay. Sin estar unificadas, la política nacional afecta la regional. Mire el caso de Bogotá: la política nacional influyó para que no hubiera coaliciones y de esa forma salió electo el alcalde Gustavo Petro ".

El analista Camilo Fajardo dijo que la coordinación entre lo nacional y lo local no depende de los tiempos sino de la existencia de voluntad política. Para Fajardo, la propuesta de querer permanecer en el poder parte de una falsa creencia de que el que es buen gobernante requiere tener más años en su cargo: "Si se ofrece la ampliación es una mermelada burocrática en la medida en que el Gobierno central daría un incentivo a ese poder local", señala el analista.

Yann Basset, director del Observatorio de Procesos Electorales de la Universidad del Rosario, opinó que con la propuesta ganan los gobernadores, quienes se favorecerían permaneciendo en el poder más tiempo con la regulación para que los períodos entren en vigencia; aunque advirtió que al cambiar las reglas se pone en duda la legitimidad de las elecciones ya que estos mandatarios que se quedarían en sus cargos dependerían de una decisión del Congreso y no de las urnas.

Ley de Garantías
Pero entre los gobiernos locales la propuesta no termina de calar, ya el gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, ha dicho que es una propuesta inconveniente porque es necesario mantener lo local y lo nacional separado. El alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, ya ha afirmado que es mejor ocuparse de otros asuntos como la Ley de Garantías.

De esto habla el constitucionalista Charry, quien cree que con la iniciativa están faltando al principio de pertinencia: "Si el problema que tienen es la Ley de Garantías, pues que se modifique la Ley, y no se modificaría la Constitución. Corrijamos el error por vía directa, porque la de unir los tiempos democráticos esta sería la vía indirecta. Hay que mantener el propósito que tenía la Constitución del 91, que perseguía el fortalecimiento de la democracia local"
424
mil millones de pesos tendrá la Registraduría para los procesos electorales de las regiones en 2015.
6
años tendrían que gobernar los actuales mandatariso regionales y locales si la reforma sale adelante.
25
de octubre de 2015 serán las elecciones para alcaldías, gobernaciones, concejos y asambleas.
ANTECEDENTES
LAS PROMESAS DEL PRESIDENTE
Aunque la sincronización de las elecciones para alcaldías y gobernaciones, con las presidenciales, fue una promesa del presidente Juan Manuel Santos para las regiones y queparece que, por lo menos, irá al Congreso; de la época electoral el primer mandatario ya tiene una promesa incumplida: la reelección para los mandatarios locales.
EN DEFINITIVAEl proyecto de ley para unificar los periodos de gobierno de alcaldes y gobernadores con el de la Presidencia aún no llega al Congreso, pero desde ya genera polémica.

1 de 2 artículos | Siguiente »