Colombia | Publicado el

Director del Inpec evaluará a los directores de cárceles

Compartir    Twittear    Google+
         

Dos meses después de haber asumido el cargo como director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), el general Gustavo Adolfo Ricaurte Tapia tomó una decisión que muchos en la entidad recuerdan como 'la noche del terror': sacó a 85 directores de cárceles en todo el país, un claro anuncio de la manera como tomaría las riendas de ese cuestionado Instituto.

Hoy los problemas no faltan, y algunos están en vía de solución. Ricaurte Tapia completa 32 meses en el Inpec tratando de domar -léase imponer el orden- ese potro al que aspectos como el hacinamiento, la corrupción y la salud de los internos, entre otros, se comportan como espuelas que lo hacen saltar permanentemente, y que a veces parecieran tumbar a su jinete también.

Pero Ricaurte se mantiene en su silla. El presidente Juan Manuel Santos no quiere a otro, por ahora, en ese cargo, y el oficial responde con distintas medidas, unas drásticas y otras imaginativas. Por ejemplo, cuando asumió, habilitó el sistema disciplinario, porque encontró muchas oficinas cerradas, con más de 8800 investigaciones también cerradas.

"Aquí en el Inpec nunca retiraban un funcionario, nunca suspendían un funcionario ni nunca le abrían una investigación a un funcionario. Ahora no le perdonamos una a nadie. El que la hace, la paga; esa es la moraleja. Mi lema ha sido dignificar a los internos y disciplinar la entidad", dice en tono severo.

Ahora ha sorprendido al país con varios anuncios: la solicitud a los alcaldes y gobernadores para que dispongan de 'elefantes blancos' que tienen en sus jurisdicciones con el fin de adaptarlos como cárceles, y la evaluación que hará en los próximos días a los directores regionales del Inpec y a los directores de las 142 cárceles en el país. De eso habló con Colprensa, y del comportamiento de algunos presos 'problema', entre otras cosas.

1 de 30 artículos | Siguiente »